Expo 15 & Boda 2017

Notas

Diego Bao: Pura intuición

Con tan sólo 14 años, Diego Bao descubrió el mundo de la fotografía de la mano de una cámara réflex pentax. Con el paso del tiempo, su relación con ella se tornó más apasionante, permitiéndole forjar un camino en esta carrera. Hoy, sus palabras lo definen por completo: “Es fácil mantener la motivación cuando se vive de lo que te apasiona”.

Su relación con la fotografía surgió en una época donde tomar una foto era todo un desafío: el resultado se comprobaba en el laboratorio, así que no quedaba más opción que hacerse amigo de la cámara. El tiempo pasó, y Diego Bao mantuvo fiel esta amistad, forjando un estilo propio.
Sus trabajos se caracterizan por la búsqueda de lo espontáneo: captar momentos reales y contar una historia, sin inventar nada, es parte fundamental de su estilo personal, que se plasma en imágenes donde  predominan los tonos cálidos.
La fotografía social es una de las disciplinas más complejas y completas: hay que contar una historia manejando la cámara y las técnicas de iluminación a la perfección. Al realizar una producción fotográfica o cubrir un evento, Diego Bao sabe que debe tomar decisiones constantemente, ya que todo sucede muy rápido. Por eso, busca pasar lo más desapercibido posible; esa sensación de libertad, de poder dirigir su cámara hacia donde desee, es lo que más le apasiona de su profesión; seguir su intuición, contar historias y que las imágenes hablen por sí mismas, es el motor que impulsa su energía creativa.
Al preguntarle por su tipo de fotografía favorita, la respuesta es inmediata: “Sin dudas, el retrato es donde se centra mi trabajo… Me encanta encontrarme con gestos, miradas, emociones y todo tipo de imágenes que me transporten a los sentimientos de las personas”.
Cuando plantea una producción, Diego Bao sabe que es complejo describir una fotografía sin verla; por eso, se guía con imágenes de referencia y distintas anotaciones, pero sin dejar de lado la intuición, ya que muchas veces la improvisación hace milagros en la fotografía. Pero, según su amplia experiencia, lo verdaderamente importante es la conexión con quienes están del otro lado del lente: más allá de todas las cuestiones técnicas, una buena foto es aquella que transmite o produce una emoción. A veces una buena foto te cuenta una historia; a veces, la grita… Una buena foto es aquella a la que se le puede encontrar un significado.

Texto: CAROLINA BOADA


Ver más: 15 años, bodas, Diego Bao, fotografía, fotógrafo,

Comparte esta nota en tus redes sociales




El Maute Eventos
Casa de Campo La Elvira
Cabolargo Cultura de Playa
Sheraton Mar del Plata Hotel