Expo 15 & Boda 2017

Notas

En caso de lluvia.

LLUVIA BOIDAPor más hechizos que se hagan, el que llueva el día de la boda es una posibilidad; por eso, es importante encontrarse preparado.

Por lo general, los paraguas vienen en pocos modelos y no muy elegantes; para los novios, se recomiendan los clásicos negros, que el chofer puede ofrecer a la novia al bajar, acompañándola hasta la puerta del templo. El de encaje (tipo sombrilla) resulta delicado y acorde con el vestido, pero es mucho menos impermeable y hay que encargarlo con anterioridad, ya que suelen hacerse por pedido.
Si el salón se encuentra ubicado en un predio campestre, donde los invitados deben transitar por veredas mojadas o embarradas, es conveniente que en la entrada del lugar se disponga de un amplio y prolijo quita-barro. Asimismo, es importante que el salón cuente con un espacio de guardado suficiente para colocar los paraguas y los abrigos mojados, ya que dejarlos en las sillas resulta no sólo incómodo, sino antiestético.
Como luego de la ceremonia religiosa, los novios acostumbran tomarse fotos en lugares al aire libre, para evitar los inconvenientes causados por el mal clima deben planearse de antemano lugares cerrados alternativos. Una idea interesante es pedirle al fotógrafo que tome algunas fotos con efecto de lluvia, lo cual puede constituir un buen recuerdo de ese día.

Texto: CAROLINA BOADA


Comparte esta nota en tus redes sociales




El Maute Eventos
Casa de Campo La Elvira
Cabolargo Cultura de Playa
Sheraton Mar del Plata Hotel