Revista 15&Boda

Notas

Florencia Hernández: Testigo de la belleza real.

Gracias a su experiencia e intuición, un buen fotógrafo tiene la capacidad de comunicar, mediante imágenes, su propia visión del  mundo que lo rodea. Así, a través de las fotografías, plantea una percepción particular de la realidad, con un estilo que lo identifica… Como pinceladas sobre un lienzo.

Al pensar en fotografía, somos dados a creer que sólo se necesita formación y conocimientos técnicos para lograr una buena foto. Sin embargo, nos olvidamos de un ingrediente primordial: la pasión por contar historias, la necesidad de emocionar mediante imágenes. Y esto es algo que sólo unos pocos elegidos tienen: Florencia Hernández es uno de ellos.
Rodeada desde siempre por el arte y la música, Flor sintió la necesidad de comunicar y generar emociones en otros; y encontró en la fotografía el soporte vital para desarrollar esta pasión, convirtiéndola en una profesional destacada.
El servicio que ofrece consta de la producción integral de imágenes, ya sea en foto o en video, lo que resulta en varios productos: foto libros, libros de firmas, gigantografías, cuadros, etc.
Especializada en quinceañeras, su trabajo le aporta muchas satisfacciones; pero si debe elegir, Florencia Hernández rescata dos cosas puntuales que le gustan de su profesión: pasar por la vida de las jovencitas, intentando desterrar los complejos y la percepción negativa que tienen de su imagen; y lograr el cometido de emocionar una vez que tienen el foto libro en la mano.
Esto lo logra a través de un proceso que comienza con una entrevista: un encuentro que se aleja del tema fotográfico, que le permite charlar y conocer los gustos de cada adolescente (colores preferidos, amigos, películas y libros, etc.) detalles que ayudan a orientar la producción, sin influir en la quinceañera y permitiéndole, por sobre todas las cosas, ser ella misma.
Al compartir tiempo juntas para coordinar todos los detalles de producción, Florencia Hernández genera un lazo de confidencialidad con cada quinceañera, que convierte el momento de tomar las fotos en una “tarde de amigas”; logrando así imágenes inolvidables, ya que las chicas pueden soltarse y mostrarse tal cual son, sin responder a modas o preceptos establecidos.
Cada jovencita es única y genuina, y su Book de 15 debe representar fielmente su esencia. Florencia Hernández lo logra en cada uno de sus proyectos, a través de la confianza y el trabajo personalizado en cada uno de los detalles: desde la ropa elegida, hasta el make up y peinado, todo es importante a la hora de que la quinceañera se refleje en el espejo y vea su belleza real, la que sin dudas queda plasmada en las imágenes finales.

Texto: CAROLINA BOADA


Ver más: 15 años, Flor Hernández, fotografía, quinceañeras,

Comparte esta nota en tus redes sociales




El Maute Eventos / Casa de Campo La Elvira
Revista 15&BODA
Sheraton Mar del Plata Hotel
Cabolargo Cultura de Playa
Cabaña Inaquelen By Bloan Eventos