Expo 15&Boda 2018

Notas

Hombres y Mujeres: Aceptando las diferencias.

convivenciaLos hombres y las mujeres no somos iguales. Asimismo, ni todas las mujeres ni todos los hombres, son iguales entre sí. En esta época de cambios, donde se apuesta a la igualdad de “derechos”, el objetivo es validar la “diferencia”.

Hace poco tiempo, se decía: “somos todos iguales”; pero la verdad es que las personas somos todas diferentes, ya sea por género, anatomía, credo, religión, gustos, orientación sexual, etc.
Lo importante es que sí hay algo igual para todos: nuestro derecho a ser diferentes, a ser tratados con respeto y a realizar las mismas tareas (entre muchas otras cosas). Todos tenemos derecho a elegir cómo vivir, con quién vivir, de qué manera, etc., siempre que no atente el derecho de las demás personas. Apostemos al respeto por lo diferente, por lo ajeno: y a trabajar en respetarse, en aceptarse uno y no en adaptarse al otro, para ser aceptado.
Vivimos en el siglo XXI, donde la diferencia empieza no sólo a ser aceptada, sino también a ser valorada. Solemos hablar de los grandes cambios sociales, en relación con el rol de la mujer en la sociedad, olvidando que estos grandes cambios también modifican el rol del hombre.
Apostemos a lo bueno, es decir, a ganar el mismo sueldo que el hombre, a poder trabajar en las mismas cosas. Son las cosas que podríamos decir “positivas”. Ahora, cuando vemos a las mujeres tomando a la par del hombre, insultando como supuestamente lo hacen los hombres, pegando… eso no es igualdad: eso es no quererse.
Cuando la mujer o el hombre pueden intercambiar roles, mostrar sus sentimientos, elegir cómo vestirse, hablar, etc., es cuando nos convertimos en iguales. Cuando la mujer ganó su espacio para salir a trabajar, el hombre ganó su lugar de poder estar en casa, para llorar, para abrazar.
Los hogares monoparentales, están dirigidos por una mamá o un papá. Hace poco vi una propaganda que me pareció fantástica y era un dibujo donde la niña jugaba con autitos y el niño, con muñecas… ¡Hasta en los juegos nos han dirigido desde chicos!
Las mujeres podemos apostar a llegar a los mismos lugares que los hombres, sin perder la femineidad; y los hombres, pueden ser tiernos con sus hijos, amigos, mascotas, sin dejar de ser masculinos.

Texto: Psic. Viviana Vaisenberg
Terapeuta Cognitiva Comportamental
www.terapiaonline.com.uy


Comparte esta nota en tus redes sociales




El Maute Eventos / Casa de Campo La Elvira
Revista 15&BODA
Sheraton Mar del Plata Hotel
Cabolargo Cultura de Playa
Cabaña Inaquelen By Bloan Eventos