• Seguinos
Expo 15 & Boda 2017

Notas

Llegó el frío… Cuidados para tu piel.

DEST-01Cuidar la piel en invierno es igual o más importante que en verano, porque sufre distintas agresiones del entorno: contrastes de temperatura, calefacción, heladas… lo que produce deshidratación, sensibilidad y envejecimiento.

Los primeros fríos ya están aquí: lo nota nuestro cuerpo y lo sufre nuestra piel. Porque aunque nos abriguemos, las zonas expuestas tienden a sufrir las inclemencias del tiempo. Es importante evitar los cambios bruscos de temperatura: en casa, la temperatura ambiente no debería sobrepasar los 22 grados y, en lo posible, se debería contar con un sistema de humidificación ambiental. Aquí, te acercamos algunos tips para superar el invierno sin daños:

  • Combatir la deshidratación: Los cambios de temperatura deterioran la capa hidrolipídica de la dermis, corriendo riesgos de sufrir sequedad y deshidratación. Aplicar una buena crema hidratante de acuerdo al tipo de piel, con componentes humectantes y de efecto oclusivo, que evitan la evaporación del agua.
  • Utilizar protección solar: Aunque el sol es menos dañino en invierno, aún resulta perjudicial si no se emplean cremas con factor solar; por ello, se debe emplear protector a diario. El índice de protección deberá ser más alto si se realizan deportes al aire libre.
  • Evitar el alcohol y el tabaco: Junto con el frío, reducen la vascularización superficial en la epidermis, provocando un aumento de las rojeces, los capilares rotos y la deshidratación.
  • Beber abundante agua: Consumir dos litros al día, junto a una dieta equilibrada y basada en alimentos ricos en vitaminas, previene la degradación celular y son antioxidantes, reforzando la estructura de la piel y manteniéndola elástica e hidratada.
  • DEST-02Limpieza diaria: Al menos dos veces al día con agua tibia; utilizar exfoliantes con moderación para eliminar las células muertas. Emplear desmaquillantes con poco alcohol, hidratar y prestar cuidado al contorno de los ojos en la higiene del rostro.
  • Labios perfectos: Si están resecos, evitar humedecerlos con saliva, pues esto produce una irritación adicional; en su lugar, optar por protectores labiales hidratantes.
  • Protección física: Elegir ropa de abrigo con tejidos térmicos, que además de conservar el calor, mantienen la piel seca y permiten la evaporación del sudor; evitar modelos ceñidos y preferir las prendas holgadas. Utilizar siempre guantes, porque la piel de las manos es muy delicada y tiende a descamarse.

 Texto: CAROLINA BOADA


Ver más: belleza, cuidados, estética, invierno, piel,

Comparte esta nota en tus redes sociales




El Maute Eventos
Cabolargo Cultura de Playa
Casa de Campo La Elvira
Sheraton Mar del Plata Hotel