• Seguinos
Expo 15 & Boda 2017

Notas

Moda nupcial: Reinas modernas.

Desde el mismo momento en que fijan la fecha de la boda, las novias comienzan a soñar en cómo lucirán en ese día especial. Elegir el vestido perfecto no es tarea fácil, pero tampoco imposible: con el asesoramiento correcto, cada novia logrará encontrar el modelo que la haga sentir hermosa, pero sin resignar comodidad y elegancia. 

Muchos son los detalles a tener en cuenta al momento de elegir el vestido de novia: el lugar, el horario, la época del año, el estilo del evento, etc. Pero por sobre todas las cosas, es importante tener bien en claro el tipo de cuerpo, la estatura y la forma del rostro, ya que estos datos determinan el tipo de vestido y accesorios que debe usar la novia para ese gran día. Lo ideal es lograr una silueta esbelta y armónica, en donde se exalten los atributos y se escondan las debilidades.
Existen distintos tipos de siluetas; y para cada una de ellas, distintos modelos y cortes:
– Reloj de arena (Caderas y hombros de la misma medida, con la cintura bien definida): A esta silueta la favorecen el vestido entallado, y los cortes princesa y sirena.
– Triángulo (Caderas más anchas que los hombros): En este caso, son ideales la línea A, el corte imperio y princesa.
– Triángulo invertido (Hombros más anchos que la cadera): Se recomiendan los cortes princesa y sirena; y según la ocasión, el vestido corto.
– Rectángulo (Hombros y caderas de la misma medida): Lo favorecen la línea A y el corte imperio; y en algunos casos, el entallado.
Si bien existen tendencias mundiales en cuanto a moda nupcial se refiere, es fundamental que cada novia respete su estilo y personalidad al momento de elegir el vestido; dejando los mandatos de la moda sólo para pequeños detalles.
Para la elección de las telas, hay que tener en cuenta el horario de la ceremonia: para bodas de día, se pueden utilizar gazar, saten, muselinas, bambula de seda, organzas opacas, encaje chantilly, reborde y guipiur. Para la noche, optar  por vestidos más suntuosos con encajes y tules bordados en hilo y pedrería.
Si hablamos de colores, siempre están vigentes los básicos: blanco, ivory  o natural; el color se suele reservar para los bordados.
Un detalle no menos importante es elegir quien confeccionará el vestido, ya que hará la diferencia en el resultado final. Cada novia es única y cumplir su sueño del vestido ideal es una tarea que sólo un diseñador con experiencia y trayectoria puede lograr, asegurando la calidad, el trabajo artesanal y totalmente personalizado en cada uno de  sus diseños.

Texto: CAROLINA BOADA
Asesoramiento: MARTA GENGA – Alta Costura


Ver más: alta costura, Marta Genga Alta Costura, moda, moda nupcial, vestido, vestido de novia,

Comparte esta nota en tus redes sociales




El Maute Eventos
Casa de Campo La Elvira
Sheraton Mar del Plata Hotel
Cabolargo Cultura de Playa