Revista 15&Boda

Notas

Música en la Iglesia.

musica2No existen reglas precisas con respecto a este tema; todo dependerá del gusto de los novios, así como de su presupuesto.

Es costumbre que, antes de la llegada de la novia, suene una melodía suave y tranquila, para que amenice discretamente la espera de los invitados. Cuando la novia hace su aparición en la puerta de la iglesia, la melodía da paso a un música más triunfal, imprescindible para realzar uno de los momentos más esperados. La tradición también dice que, cuando los novios abandonan la iglesia, ya convertidos en marido y mujer, suene una música en consonancia con la alegría del momento.
Si el presupuesto lo permite, se puede optar por contratar un cantante o un coro, lográndose un ambiente más exquisito durante la ceremonia; inclusive puede obtener asesoramiento sobre cuáles melodías pueden entonar mejor con la celebración.
Recuerde también que, si su opción no es la música en vivo, muchas iglesias no cuentan con equipo de música propio; o bien el mismo no posee reproductor de CD. Por ello, deberá asegurarse de proveerlo, así como de seleccionar a alguien para que se haga cargo de su manejo, y de llevar los CD’s o cassettes.

La Marcha Nupcial

La Marcha Nupcial es la música que abre y cierra la ceremonia religiosa. Es una tradición que viene de la boda de la princesa Victoria de Inglaterra, con el príncipe Federico Guillermo de Prusia.
La princesa Victoria eligió ella misma las dos marchas: «La Marcha Nupcial» de Mendelssohn para su entrada a la iglesia, y la «Ópera Lohengrin» de Wagner para la salida.

Los temas más frecuentes:

«Marcha Nupcial» de Mendelssohn.
«Largo» de Haendel.
«Concerto per tromba e Organo» de Corelli.
«Andante Cantabile» de Tartini.
«Exultate, Jubilate» de Mozart.
«Ave Verum Corpus» de Mozart.
«Marcha Nupcial de Lohengrin» de Wagner.
«Marcha del Príncipe de Dinamarca» de Clarke.


Comparte esta nota en tus redes sociales




El Maute Eventos / Casa de Campo La Elvira
Revista 15&BODA
ANA MULTEDO
Sheraton Mar del Plata Hotel
Cabolargo Cultura de Playa