Revista 15&Boda

Notas

Niños en Bodas: Grandes ideas para pequeños invitados.

Sobrinos, ahijados, hijos de amigos… Si la boda incluye invitar a los más pequeños, es importante hacerlos sentir cómodos y bienvenidos, para que puedan disfrutar de todo el evento, de principio a fin.

Generalmente, la mesa de los niños en una boda es una versión simplificada y aburrida de las mesas de los grandes. A los chicos les cuesta estar sentados y quietos por largo rato, así que se corre el riesgo de accidentes y travesuras. Para evitarlo, dentro de lo posible, es fundamental crear un ambiente lúdico que conjugue con el estilo o temática de la boda.
Se pueden poner detalles divertidos dentro de la decoración formal, como chupetines atados a las servilletas, globos en el centro de mesa, individuales estampados con sus nombres, o lápices y crayones en latitas de colores, con libritos para colorear.
Para evitar el aburrimiento, es importante contar con distintos juegos de mesa, cartas, rompecabezas (una foto de los novios, por qué no), bloques para armar, libros, etc. Si los chicos son más grandecitos, un Juego de Espías los mantendrá entretenidos: sólo necesitan su celular y una lista de cosas para fotografiar (como por ejemplo: el abuelo bailando, gente sonriendo o los novios cortando la torta); el primero en completarla recibe un premio. Esto los divertirá y seguro saldrán muchas fotos para el recuerdo.
Otra opción es incluir espacios propios para los niños, como pequeñas carpas o livings en miniatura; ellos se sentirán en su elemento, y disfrutaran tanto como los adultos.
En cuanto al menú, los pequeños suelen ser quisquillosos con la comida; por eso, preparar un menú especial para ellos ahorrará problemas y dinero. Pueden ser hamburguesas de carne o pollo, con o sin queso, acompañadas de papas fritas; también salchichas o pequeñas pizzetas. La idea es brindarles opciones para que estén a gusto y disfruten la fiesta. Para la parte dulce, postres ricos, saludables y bajos en azúcar, para evitar incentivar su hiperactividad: galletas, cupcakes, gelatinas y dulces, presentados en forma divertida y al alcance de su mano… Seguro, algunos adultos se tentarán también.
Como souvenir, algo especial y acorde a la edad de los mini invitados: lápices, burbujeros, vinchas para las niñas, libritos para colorear, accesorios luminosos para la hora del baile, pequeños juguetes… Las opciones son infinitas y harán que la boda sea para ellos un hermoso recuerdo.

Texto: CAROLINA BOADA


Ver más: animación, bodas, entretenimiento, eventos, juegos, niños,

Comparte esta nota en tus redes sociales




El Maute Eventos / Casa de Campo La Elvira
Revista 15&BODA
Sheraton Mar del Plata Hotel
Cabaña Inaquelen By Bloan Eventos
Cabolargo Cultura de Playa