Revista 15&Boda

Notas

Boda igualitaria: Palabra clave… Diversión !!!

ClipboardDesde que se oficializó la ley de Casamiento Igualitario, el 15 de julio de 2010, Argentina se convirtió en el primer país de América Latina en reconocer este derecho en todo su territorio nacional; y el número 10 en legalizar este tipo de unión a nivel mundial.

Como en toda boda, un casamiento igualitario implica esencialmente celebrar la unión de dos personas que se aman. Por eso, desde su organización se busca generar siempre  inclusión e integración, para que el evento pueda desarrollarse con naturalidad y dentro de un marco de respeto hacia todos los involucrados, haciendo principal hincapié en la alegría y la diversión; y no directamente en lo emotivo, que puede surgir, pero nunca es buscado.
El casamiento entre personas del mismo sexo presenta reglas y características propias, diferentes a una boda heterosexual tradicional: las invitaciones contemplan temas igualitarios, tanto en mensajes como imágenes; la pareja generalmente se cambia junta antes de la boda; la ceremonia no se realiza en un lugar sagrado y ambos contrayentes entran juntos, o por pasillos laterales, al lugar de la celebración; se suele servir una ronda de bebidas previa a la ceremonia, y luego de la misma sigue la recepción, sin pausa intermedia; en su mayoría, las fiestas no superan los 100 invitados, todas personas realmente allegadas a la pareja; no se contemplan costumbres como el cortejo, la marcha nupcial, el lanzamiento de ramo o la liga; como es la misma pareja la que paga por la fiesta, usualmente eligen proveedores afines con sus costumbres, para sentirse a gusto antes y durante el evento.
Los aspectos que más se tienen en cuenta dentro de una boda igualitaria son, principalmente, la diversión y el entretenimiento. Si bien en todo evento se busca lo mismo, este tipo de bodas son más divertidas, porque los protagonistas suelen trasmitir y contagiar su alegría a cada uno de los invitados. Al obviar todo tipo de ceremonias tradicionales dentro del desarrollo de la fiesta, se reemplazan por momentos alegres y el festejo está siempre a flor de piel.
Con respecto a las tendencias, el mercado gay es siempre el más actualizado. El 58% de los hombres gay se mantienen informados vía Internet, visitando diferentes blogs sobre lo último que surge en el mercado, tanto en tecnología como en aspectos estéticos para su vida cotidiana. Indudablemente, esto lo trasladan a la organización de su boda, siendo minuciosos y detallistas en cada una de las decisiones a tomar.
La planificación de una boda igualitaria requiere el mismo tiempo que cualquier festejo de la tal magnitud: entre 8 y 10 meses previos a la celebración.

Agradecemos a SEBASTIAN SPINA, de Grupo Piaggine, por su colaboración para la realización de esta nota, basada principalmente en su amplia experiencia en la organización de este tipo de eventos; ello sumado a su capacitación sobre el tema en el Seminario sobre Bodas Igualitarias realizado en el Faena Arts Center de Capital Federal, brindado por la experta Organizadora de Eventos (Gay Weddings) Camelu Milán, proveniente de México DF.


Ver más: boda gay, boda igualitaria, igualdad, organización,

Comparte esta nota en tus redes sociales




El Maute Eventos / Casa de Campo La Elvira
Revista 15&BODA
Sheraton Mar del Plata Hotel
Cabolargo Cultura de Playa
Cabaña Inaquelen By Bloan Eventos